//www.poemas-del-alma.com/

Donaciano Bueno

Mi sangre es…

La sangre que discurre por mi vena

no es sangre humana,

quizás se haya inyectado de una rana

o la ha subido allí la mar serena

de mala gana.

 

O tal vez haya huido de una pena

una mañana,

se apiadó  de ella al verla tan insana

temiendo aparecía una gangrena

y dio en la diana.

 

Mi sangre siempre haciendo gorgoritos

huele a pimienta,

para un vampiro huele que alimenta

a pétalos de rosa ya marchitos

que trae a cuenta.

 

Mi sangre sólo es sangre ¡qué carajo!

tiene erre hache,

y aunque ya pasó alguno que otro bache

se mueve con ternura y desparpajo

es de azabache.

 

Mi sangre no sabe si fría es, caliente,

yo la cogí un día

cuando iba resbalando y se moría

cayendo desde el caño de una fuente

tal cual fluía.

 

Mi sangre en estos versos de dislate

es disoluta,

mas no piensen por nada es una puta

que simplemente finta es o regate

en la disputa.

 

Mi sangre aquí no es sangre que es veneno

que plasmo en verso

y lanzo sin pudor al universo

aunque alguien pueda pensar que huele a heno,

que tergiverso.

 

Mi sangre solamente es una excusa

para yo escribir

sobre una asignatura tan difusa

y sin habla dejar patidifusa

y hacerla sonreir.

©donaciano bueno