//www.poemas-del-alma.com/

Yolanda Barry

AQUI ESTOY.

Es la hora...si...es la hora...

aquí estoy,quizá muy lejos de ti,

de tus pensamientos,

donde mi loca y anhelante emoción

de seguir viva y candente en tu cuerpo,

sea solo una falsa confusión

de deseo y amor.

 

Aquí estoy...

en el sitio de ayer

y de cientos de ayeres,

donde miles de veces he escuchado

un \"te quiero\",

aquí donde te he dado

todos mis anhelos,

lo mejor de mi misma,

donde he encontrado

y amado tus sentimientos,

donde sé que está tu imagen

y tu presencia,

formando parte de mi vida

y de todo mi mundo.

 

Sé que he fallado en mi forma de querer,

sé que mi desventura y mi sentido de vivir

no importan ya,

sé que no sé cómo llegue a quererte,

de un momento a otro te ví en mi corazón

y en mi mente entera,

no sé cual fué el encanto

ni cómo se realizó esta fantasía,

que ha llenado mi alma de divinas ilusiones,

todo ha sido un sueño,

todo ha sido bello,

y todo ha sido sincero.

 

Ahora sé que ya no es el juego aquel,

ni la costumbre ni la rutina

que con el tiempo se puede hacer,

es amor,es cariño,

es un sentimiento puro,una realidad,

el principio de un ideal,

de una vida llena de tu ternura.

 

He construido una fortaleza entre nosotros

porque deseo tu vida junto a la mía,

ahora amo al hombre que llena mi corazón

con encanto y con fascinación,

amo al hombre que dice quererme,

que lo siente plenamente,

amo al hombre que me ama y me acompaña

en sus pensamientos,

amo al hombre que me ha dado lo mejor

de su corazón, lo abrió para mi,

acogiéndome en un lugar

donde solo tengo calor y dulzura.

 

Mi ser entero se entregó a él,

porque es el hombre que amo profundamente,

que no tiene temor a perderme,

que entiende cuando sufro y cuando gozo,

que tiene su conciencia clara

y tiene fuerza para amarme cada vez más,

que toma mis manos porque sabe que son suyas,

porque es la razón de mi existencia y es sincero,

amo al hombre que a veces engaña

porque sabe que una verdad me va a lastimar;

y tiene fe y esperanza en mi,

amo al hombre que toma al mundo con sus dedos

y sueña que en mi amor va a encontrar ese amor profundo

que va a ser su felicidad completa.

 

Amo al hombre que vive,

que nada apaga sus anhelos

y lo amo porque Dios me dió amor

en mi corazón,porque ahora paseo

en el más bello jardín de la pasión,

porque despierto con ganas de vivir

y querer ser feliz,porque mi mundo,

mi pequeño mundo es su paz y su dicha

y tengo la conciencia satisfecha,

porque canto y al mismo tiempo hago cantar,

porque deseo y al mismo tiempo soy deseada,

porque siento paz y deseo seguir amando.

 

Y te amo amor porque la vida me destinó eso,

porque es preciso el momento cuando estamos juntos,

porque no hay tiempos ni espacios entre nosotros

que nos puedan alejar,porque tu presencia

me hace sentir joven y te amo

porque eres el regalo más dulce

que me ha dado la vida.

 

YOLANDA BARRY.