//www.poemas-del-alma.com/

poetryman

POEMA DE LA CEGUERA

Bajo las espléndidas luces de tu recuerdo

experimento el sabor de la tierra mojada

y me sabe al sabor fresco de tu muslo

de blanco trigo, tus senos dos uvas.

En ti reposa mi reflejo de albañil

y mis manos que como dos cuencos

los aprisionan hasta el último suspiro tuyo,

y mi vos que te persigue,

 tiene orden de nos descansar

hasta que te alcance y encienda

una hoguera en tu corazón por mí.

Olvido no existe, ya lo han dicho antes

tantas veces como que Dios existe,

pero por esa manía de querer descifrarlo

todo, me pierdo de las más grandes verdades

que suelen gravitar frente a mis ojos

inauditos y ciegos; la pureza de tu amor

que como estandarte has clavado en mi corazón.