//www.poemas-del-alma.com/

LinaR4

Querer oír tu voz

Muy fuerte deseo embargó mi corazón,

aquel día en la noche que volví a escuchar tu voz,

tantas veces hice un bosquejo para preguntarte, para responder,

pero todo quedo perplejo justo, cuando escuche tu voz.

 

Quise sentir de nuevo, y vivir de nuevo,

No por tu voz, no por tus palabras… el libreto de amor

Que tenia preparado se convirtió en largura de silencios,

En una conversación sin rumbo ni matiz.

 

Todos los recuerdo que quise compartir, se ahogaron,

Murieron al escuchar tu voz,

Tan Cortez y tan formal, tan amigable y servicial.

Sin mucho afán, ni mucho amar, sin sospechar.

Te llame para escuchar tu voz, para decirte que te tengo que amar,

Escuchar tu voz fue, volverme rehén de tu amistad,

Que tontedad fue, volver a escuchar tu voz.