//www.poemas-del-alma.com/

Oscar Perez

Vaya que sí, creo en tantas cosas

Vaya que sí, creo en tantas cosas

 

Vaya que sí, creo en tantas cosas,

a pesar de la muerte que llega a mis murallas,

del que explota a los otros, del que droga

las conciencias de mi pueblo con promesas

o nuevas instrucciones de cómo ser servil y auto inmolarse,

a pesar del alambre de púa entre los hombres,

entre razas y credos, entre sexos,

entre sueños y límites impuestos o auto impuestos.

Vaya que sí, creo en tantas cosas,

a pesar de los siglos de entender que no se cumplen,

de mirar cómo han quemado a los poetas en la hoguera,

cómo han vendido los versos por millones para

que todos crean que sí creen tantas cosas.

Vaya que sí, creo en tantas cosas,

pero no están en revistas, no salen en la tele,

no me han de hacer famoso, no me dirán a quién atarme,

a quien a amar o no amar, a quien pedirle

que crea como yo en las mimas cosas o ya en otras.

Vaya que sí, creo en tantas cosas,

pero no saben que así es, que las bendigo

y que las sigo y las contemplo con mi piel y mi memoria,

con mi sed y con mi ser, día tras día,

que las cultivo como parte de mi esencia,

de lo mejor que habita en mi, de lo peor que considero

y que me exige batallar para llegar feliz al mundo.

Vaya que sí, creo en tantas cosas

que también me importan las demás, las que propician las empresas,

las que te exigen al llegar a trabajar en una fábrica

o en una gran mansión, como el que limpia las letrinas,

o en un simple taller en que todos son hermanos.

Vaya que sí, creo en tantas cosas,

pero que han de seguir aquí cuando me vaya sin más prisa,

sin nada más que hacer, sin más entrega que este sueño,

pero que ya estaban aquí antes de que alguien las nombrara,

antes de que alguien por error o por valor las eligiera

y las pusiera frente a mí, como las cuentas de un rosario,

como las piedras de un señor que vende piedras con paisajes

y que a más piedras fue y vendió más pronto deja de pintarlas,

pero que ya no están aquí, sólo me basta con soñarlas,

con saber que al lado van de lo que soy y lo que entrego,

de todo lo que voy pidiendo en cada madrugada

de todo lo que doy, ya agradecido en cada noche,

y es que vaya que es así, que creo y creo en tantas cosas,

algún día te haré la lista lo más claro posible,

quizá te reirás, “cómo pudiste creer esto”,

quizá no entenderás, “¿pero creer de qué te sirve?,

ya vienen por tu piel, ya te han mentido demasiado,

ya debes trabajar hasta acabar en una tumba,

mientras de hambre tal vez, de frío o rabia vas sufriendo”.

Pero vaya que es así, que creo y creo en tantas cosas,

comprendo tu visión, comparto cada fundamento,

habría que matar a tantos por tanta injusticia,

habría que quemar a tantos por tanto incendiado,

habría que volver por tanto y tanto que no vuelve

habría que marchar por tantos que nunca marcharon.

Pero vaya que sí, yo creo en tantas cosas,

que contigo voy e iré, que ya sabremos lo que es justo,

que ya vamos a cobrar a los que mienten sus mentiras,

que ya vamos a lavar la cara de este triste mundo,

que vamos pronto a liberar las esperanzas estancadas.

Vaya que sí, creo en tantas cosas,

que las descubro por vivir y aquí las dejo,

por también creer en ti, mientras por ellas o por otras luchas,

también feliz y con verdad, y mientras tú por siempre vivas

y creas por igual, vaya que sí, en tantas, tantas cosas.

 

http://fuerteyfeliz.bligoo.cl/

 

22 09 15