//www.poemas-del-alma.com/

salgomanzano

Lejanías...

Soñando era qué bienaventurado;

en el soñar gustado,¡tan dichoso!;

en la vida real, ¡tan desdichado!

Sueño y despertar de azul deleitoso...

 

Abrazando el néctar ajardinado

en cama sedosa -oh juego mimoso-,

en la alcoba del placer enmielado

que escapa gemidos de amar gustoso.

 

En lejanías se va el pensamiento,

llegándome triste melancolía,

que amarillea el adentro del pecho.

 

A pensar he puesto el ardimiento,

a divagar la loca fantasía,

a oler las flores que me daba el lecho.

        (salvador)