//www.poemas-del-alma.com/

Madeline Millan

Autorretrato

He ahí a esa doble muchacha madelenesca


Miren cómo se le ven las bragas cuando salta la esquina


Vuelve a decir adiós, siempre en despedida


Ahora más ninguneada que ninguna


Se le fueron los amigos


Su país pequeñito se hizo nada menos que cero


Quedan algunos años para contar números
 hacia arriba
 hacia abajo


Acordarse del mar de donde vino


Vuelve al caos


Se acomoda como un cerdo en el lodo 


Aúlla a la manera de un perro, serán sus virtudes según el almanaque chino:

Fiel e inteligente en el fango (el rabito entre las patas)


 

Dentro del blanco un doble no le escribe de una casa
 en el sur


 

Tan lejos, tan lejos


Guau, Guau, Guau...

¿Lloras o ladras madelincita?