//www.poemas-del-alma.com/

Viento_de_Levante

VACIO

 

Sin excusa ni justificación se ha puesto el sol.

La luz se ha ido sin dar explicaciones.

Me clavo las espinas y voy tropezando con las paredes.

¡Que pronto se hizo tarde!

Todo, patrones y arquetipos.

El anochecer trajo una sensación de vacío.

Como el dolor a la herida, así llegó.

No me quedan camisas en el armario.

Ni agua en la aljibe.

Ni un solo despertar.

 

Una expectativa espesa se burla y me dice.

-¿Y ahora qué?

 

¿Qué de qué? Inequívocamente: qué de nada.

 

Viento de Levante