//www.poemas-del-alma.com/

idalia1609

Canta niña, canta

La tarde era soleada,

las mariposas inquietas

revoloteaban alegres

entre las azucenas.

Traía el viento cálido,

olor a yerbabuena.

Y en el jardín las flores

anuncian la primavera.

 

Rosa fué el ocaso,

de esa tarde bella.

En la calle los niños

jugaban la rayuela.

Una niña cantaba,

y dormía mi tristeza.

 

Otros niños bailaban,

al son de panderetas,

sonaban y sonaban,

despertando mi tristeza.

Traía el viento cálido

olor a yerbabuena.

 

La tarde iba cayendo.

Las estrellas, detrás de ella.

La luna apresurada

por ser de la noche, dueña.

Cantaba una niña,

con su vestido de seda.

Canta niña, canta

y duerme mi tristeza.