//www.poemas-del-alma.com/

Leonardo Demian

Tehuana mía.

Habráse visto bouquet más genuino, 

o un danzar con tan dulce arrojo;

que torne un hombre en un despojo, 

anhelante de tal amor divino. 

 

Rostro coronado, celeste brillo, 

flores en el pecho y el regazo, 

sonrisa amplia, honesto abrazo. 

Tehuana de elegante capricho.

 

Aspiro tus aromas de colores, 

enamorado de ti, mi princesa 

a quien llamo Xunca de mis amores. 

 

He nacido con el alma presa, 

así bendecido entre los hombres, 

pues amarte es mi mejor proeza.