//www.poemas-del-alma.com/

franciscolopezsantos

EL ESPEJO

Desde que ella no esta aquí

y no amanece conmigo

falta la voz que espantaba

el pensamiento sombrìo.

 

Y el propio espejo del cuarto

muestra un rostro que no es mio,

muestra el castigo del tiempo

en este cuarto amarillo.

 

Esta mañana temprano

aparece otro Francisco

y alguien que tiene de mì

facha de pena en domingo.

 

Desde que ella no està aquì

y no amanece conmigo

falta la voz que espantaba

el pensamiento sombrìo.

 

La gravedad del azogue

reside en la luz y el brillo.

por eso a apago la luz

para cubrirme de olvido.