//www.poemas-del-alma.com/

marco augusto

La leyenda del amor perfeco

 

La leyenda del amor perfecto

El era un hombre sencillo sin muchas pretensiones que sólo quería vivir en paz y lograr encontrar un amor para llenar el vacío que necesitaba su humana alma.
Pasaron lentamente los años siempre en silencio, siempre en calma pidiéndole al cielo el amor que llenara el vacío de su extenuada alma.
Después de tantos años de súplica llegó al cielo su plegaria, se reunieron los Dioses a petición de Afrodita la Diosa del amor, fue largó el debate duraron semanas porque Zeus se negaba a cualquier pretensión de Afrodita de enviar a una Diosa para calmar los deseos de un mortal, pero era tanto el deseo de Afrodita de cumplir los anhelos de aquel hombre sencillo y bueno que cansado de tanta discusión le dió libertad a la Diosa del amor para que cumpliera la pretensión de ser feliz del mortal y se retiró diciendo si el amor vence a la realidad se acaba todo, Afrodita aceptó el reto y llamó Psique la Diosa del alma y le encargó se hiciera cargo de que se cumplieran los deseos del mortal.
Psique se convirtió en una bella mujer y se vino a la tierra dejó de ser Diosa hasta que muriera para luego volver al Olimpo y ser Diosa de nuevo por orden de Zeus.
Así ya completado el plan de Afrodita dio las gracias a los Dioses y se retiró satisfecha,
Un día el hombre se topó de frente con una bella mujer y desde ese momento comenzó la historia de amor que ahora les cuento.
El asombrado ante tanta belleza se quedó pasmado y sólo logró decir usted sí es bella, aturdida y algo asustada la mujer dio un paso hacia atrás y al ver lo que sus palabras habían causado en la mujer le dijo disculpe usted sólo le he dicho que usted es muy bella, fueron unos segundos de tensión mientras Zeus contemplaba la escena satisfecho, charlaron un corto momento quedaron en volver a verse y en el Olimpo dijo Afrodita perfecto.
Al tiempo se volvieron a ver a el le repicaban campañas en la cabeza, no podía creer su suerte estar tan cerca de tanta belleza, se fueron a cenar y el no resistió y le dio el postre cucharilla tras cucharilla en la boca, la cena fue romántica el enamorada ella con pajaritos trinando en la cabeza y así fueron pasando los días en una realidad que fantasía era sin ellos saberlo.
El amor fue creciendo de tal manera que no podían estar separados mientras Zeus perplejo ante aquel descomunal amor movía lude un lado al otro la cabeza. 
El hombre feliz no cesaba de nombrarla, de buscarla, de amarla de tal manera que las lágrimas de amor eran parte de la fiesta, así bajo ese sueño de amor despierto el hombre pasó los tres años más hermosos que ningún mortal haya vivido jamás en esta tierra.
Zeus llamó a Afrodita y le dijo el pacto fue que sí el amor vencía la realidad todo acabaría y el amor entre ellos había roto las barreras de la realidad y se había convertido en leyenda. Triste Afrodita se fue y Zeus finalmente deshizo el hechizo, la mujer murió y de nuevo Psique volvió a ser la Diosa del alma olvidando su transitar por la tierra y el hombre quedó con el más hermoso recuerdo de un amor del alma, que no tiene final porque es eterno.

 

Autor: Marco González Almeida