//www.poemas-del-alma.com/

alicia perez hernandez

Amor eterno

Amor eterno

Amor, con cuánta  ilusión vuelvo a desear tus besos,

Y desear vivir la pasión, que tantas veces nos envolvió,

mecida en tus brazos y, aprisionada  en tu pecho.

Sintiendo el desnudo de los cuerpos,

rozarse con los labios...

Bajo la luna plateada envidiosa de nuestro amor,

que jamás volverá a ver, en otros cuerpos,

Fuimos únicos, las estrellas son testigos.

Cómo recuerdo esas noches de pasión, que el cielo cobijó,  

Cómo recuerdo las veces que fui tuya…

Las miles de veces, que me vi, en tus ojos negros.

Los besos, las caricias, que eran las misivas

diarias, en mi ventana verde.

recuerdo tus labios, caminar por mi vientre,

preñándome de amor.

Fuimos intensos, fogosos,

Amándonos a deshoras a, tiempo y a, destiempo

Sembramos amor y, cosechamos amor.

Bebimos besos y comimos piel,

Dulces momentos, inolvidables,

Como jugo de naranja,

Como vaso de leche al amanecer,

Para sabernos a miel,

Con pan de higo.

Despertábamos pasiones,

en el lecho donde dormimos,

Sin saberlo y, sin tenernos,

Fuego venturoso, de mañanas dulces,

cada beso, saciaba nuestra hambre.

En mis columnas, eras baluarte,

amante de tus ganas,

recostado en mis pechos,

Al día siguiente, de ya, extrañarnos

Cada madrugada de frío, éramos para los dos.

fuimos envidia de muchos,

Por qué el amor germinó y pintó arcoíris,  

en tu cielo y, en mi cielo,

con un amor eterno.

-A mí siempre amor-

 

Alicia Pérez Hernández… México

-No es la pluma la que escribe es el alma- ..

Todos los derechos reservados©

 

Un beso de amor. Para mi dulce ali

 

Un beso de amor llegará a tu  lecho;

de mi querer, un beso fervoroso:

sentir de mi latido caluroso,

volcán en llamas del ardiente pecho.

 

Hoy la noche es clara en aromas de huerto.

Llégame los aires de tu jardín;

esencias olorosas, el jazmín

del esponjoso seno entreabierto.

 

Satisfaré la sed que te consume,

versos te rimaré de amor platónico,

que tu besar el labio me encadena.

 

Eres la musa que mi yo presume;

fuego serás tú para el yo bucólico,

amando el tierno amor que me condena.

       -Para mí musa azteca Alicia-

 (Salvador -7-4-11 Granada-)

 

.