//www.poemas-del-alma.com/

Juan Senda

((((((( LA ROMÁNTICA MUSA ))))))

LA ROMÁNTICA MUSA

 

Vos sois como el oxígeno que todo lo ocupa,

 

cual perfume que se filtra en el aire,

 

lo mismo que el devorador embrujo

 

que vive en los bosques y en los mares.

 

 

 

Eres la romántica musa

 

que se mece entre juncos,

 

entre arbustos y arenales.

 

 

 

Cuánto ansío jugar con tus ondulados cabellos

 

y con la yema de mis dedos besar tus pupilas,

 

embelesarme en la orilla de tus selvas

 

y morir contigo a solas en el silencio.

 

 

 

¡Cómo padezco, cómo vivo muriendo,

 

qué cosa más terrible amarte sin verte,

 

sin tocarte, sin tenerte, sin besar tus labios

 

y enternecerte!

 

¡Qué invasión de ángeles

 

viven en mí permanentemente

 

y de qué manera tan dulce

 

me dicen que te quiera!.

 

 

 

¡Oh, candor de mis tormentos!,

 

el amor que yo padezco

 

por la ilusión de quererte

 

tiene más peso que el mar

 

y que todos sus elementos.

 

 

 

Tú eres mi divino amor

 

y bajo este invisible duelo,

 

mil veces muero en mi dolor.

 

 

 

Te ansío tanto y cuando te pienso,

 

te llamo cerrando mis ojos sin abrir mi boca

 

y te respiro por todos los caminos,

 

y de esta manera, sin vivir, oh cielo mío, fenezco.

 

 

 

Mi boca te unge cual ángel del cielo,

 

mi alma te adora desde mis entrañas

 

y mi espíritu tiene una isla de besos

 

para dártelos en un lugar sagrado,

 

donde se mueren y resucitan

 

los grandes amores secretos.

 

 

Aquí moriré contigo encima de las arenas,

 

al lado de una peña o de un árbol seco,

 

envueltos en las brisas marinas,

 

y bogando en una barca de sueños.

 

 

 

Aquí moriremos juntos,

 

mirándonos en ese bajel dorado

 

de los crepúsculos, acompañados,

 

también, de los plácidos ángelus.

 

 

 

Así feneceremos en un profundo beso,

 

asidos a nuestro amor,

 

unidos a un solo cuerpo,

 

quedando los dos en el tiempo...

 

para pasar a un árido olvido,

 

y a un místico y amado silencio.