//www.poemas-del-alma.com/

Eco del alma

SIN CONOCER TU NOMBRE

Galán y adorador, de un jazmín envuelto un visón.

Que mis ojos vieron, en un lumbar de la iglesia.

El acompañante no era yo.

Pero tu rostro se me marco en la retina, de mis ojos.

De entonces me con vertí en un amador.

Sin saber tú nombre.

Solo a mí me nace el deseo de amarte.

Quisiera, llenarte de alegría.

Escribirte mil poemas.

Pero no soy ese que te acompaña en el santo sacramento.

Ni te beso ante el altar, vestida de blanco.

Y te juro amarte hasta la eternidad, no sé si volveré a verte.

Ho la distancia nos separa, no sé dónde vallas.

Pero tu imagen la guarde, por siempre.

Mañana al despertar, me iré al lugar si puedo verte.

Y te apresare, en la celda de mi corazón.

Donde oiga tu palpitar.

Te convertiste en la flor, más hermosa frente al altar.

Sentí que el amor, se pegaba a mí.

Trate de tocarte, pero la multitud te rodeaba,

No sé cómo te despego de, mi mente.

Si todos los sendero me llevan a ti.

He hecho todo por verte, hasta dios le pedí,

Estoy en el límite de la desesperación,

Pero a un te sigo, buscando,

Fuerza me da la vida, cuando recuerdo tu rostro,

El tiempo aporte, para en contarte,

Y dios me dé, momento para conocerte,

Y entregarte los besos que he guardado,

Con las caricias, y saciar mis manos,

Tocando cada poro de tu piel,

 No seré bandido, al esperarte escondido,

Para abrazarte, en un cuarto de cuatro paredes,

Consumamos el amor, que quizás te falta,

Llenar el espacio que él no te lleno,

Quitarte la tristeza y el llanto de tus ojos,

Dándote un rostro de felicidad,

Creo que dios nos perdonara,

Al ver que nos amamos,

Sin conocerlo ante, que el que te llevo al altar,

Pido perdón, porque mi corazón se enamoró,

Sin conocerte y no tenerte cerca,

Y detener el tiempo, para siempre,

Es lo que yo ciento, y que sea para siempre,

Como el amante que te espero,

Con amor.

 

Autor…  Eco del Alma (derechos reservados)

Antofagasta – Chile

02 – 11 – 2014