//www.poemas-del-alma.com/

annabisy

A la hijas del sol.

Dice la leyenda 

que el sol tomó

tu cuerpo homógeneo.

 

Dice el mismo cielo,

¡Que vió tu llegada tardía

y como tus rayos se desvanecían,

en el suave pelaje de su cuerpo!

 

Tomo con lucidez y elegancia

el cuerpo de la negra gata 

y al salir salpicó con gracia.

 

Y tras mil años de este milagro

sigue habiendo hallázgos

de este relato.

 

Pues cuando cae la noche

siguen en silencio surcando las calles.

Y cuando llega el día y el sol brilla,

siguen las chispas de rayos en el pelaje.