//www.poemas-del-alma.com/

RICARDO ALVAREZ

BENDITO EL PECADO

 

 

Bendito sea el mordaz pecado

con sortilegio de luna ardiente

donde el anhelo es aperitivo  del deseo

entre dos bocas que en vigilia no duermen.

 

Vapor de aires en el tálamo amparados,

turbio pensamiento siempre dispuesto

a dentella crestas labiales en juego de dados,

callando  ruidos de cuerpos dispuestos.

 

A batirse entre rumor de olas quebradas,

bajo el idioma de la sangre temblorosa

donde laten arterias por las manos

 

y la piel reclama surcos de aguadas.

El éxtasis es la ruta de jugos ardorosos.

precipitados labios de palabra silenciosa.

 

 

Todos los derechos registrados en Safe Creative & Published Word Press Poetry