//www.poemas-del-alma.com/

Alma Lorenia

Ángel mío

Sentada observo tu dulzura

acaricio tu cabello plateado

¿A dónde has ido?

¿Por qué te has perdido?

 

Ya no estás aquí, solo en ti

solías hablar alto

 todos te escuchaban

ahora susurras palabras.

 

Por las noches te beso en la frente

bendigo cada día que te veo

no sufrir algún instante

para ti pido este deseo.

 

Antes me sostenías al caminar

ahora soy tu sostén, en mi puedes confiar

me dabas de comer mientras aprendía

ahora te alimento cada día.

 

Duerme tranquila vida mía

que tu sueño renueve lo acaecido

y espero el milagro al siguiente día

de ver a mi ángel restablecido.

 

Tu paso seguro y estético

se tornó frágil y sin destino

donde pisabas las miradas arrancabas

tu bella cara y porte lo anunciaban.

 

Así quiero ser decía

mientras yo crecía.

 

Anda y sube a tus sueños

sigue por tu camino airosa

haz lo que tú quieras mi diosa

que yo te cuidaré preciosa.

 

Eres mi hermoso cristal

lleno de luz y de paz.

 

Me regalaste una vida de enseñanzas

me diste todo lo que atesorabas 

Dios permíteme corresponder un poco

de lo mucho que me dio

que sin pedir nada a cambio

ofreció su vida sin pensarlo.

 

Cuidarte quiero con tezón

te tengo es lo que importa

besarte en la frente quiero ahora

Angelina de mi corazón.