//www.poemas-del-alma.com/

Raúl Daniel

Por última vez...

 

Voy a trepar por última vez esta escalera,

por última vez “tranzaré”

para conseguir un puesto, después,

después me volveré buena...

(cuando tenga un buen sueldo).

 

Mi jefe me llamó por teléfono,

yo quería descansar,

¡es domingo carajo!,

pero su esposa se fue a la campaña

 (y se quiere alegrar).

 

Me pondré el vestido rojo,

ese que los vuelve locos a todos,

de todos modos, en el camino,

nadie sabe lo que puede pasar,

y si llego más tarde,

él no se va a enojar.

 

Mi madre me mandó a la iglesia,

allí predicaban la santidad,

la honradez y la decencia,

y, entre tanta teoría y teología,

faltó sólo que me enseñaran

¡cómo ganarme el pan!

 

Mi madre me dijo que no es pecado,

sobre todo después de que murió papá,

así que yo mantengo la familia

como puedo... ¡Qué va!

 

Ayer presenté mi currículum

en la empresa donde trabaja mi tía,

y el gerente me dijo que “transemos”

y que un muy buen sueldo ganaría.

 

Donde ahora estoy gano muy poco,

¡claro que mi patrón es cariñoso y lindo!,

pero necesito ganar más... ¡Qué porquería!

Así que mañana iré con el gordo pelado

gerente de la empresa ¡donde trabaja mi tía!