//www.poemas-del-alma.com/

Omar Garzón Pinto

LUNA ERRANTE

Luna, compañera: Qué raros se tornan los viernes nublados.

Antes que la noche fue tu nombre y apenas ayer, apenas aquí,

Una libélula me enseña tus dedos y me descubre tu rostro.


Miles de estrellas he señalado pero solo las tuyas me han visto:

Ojos canela, ojos aurora, ojos de fuego, ojos brujos... Mariposa.

Y, ¿Qué decir del viento que llega a tus flores y agita tus aguas?

Ahora parece que antes del bronce eran tus versos, tu palabra

Y el claro del alba aviva tus manos: rojas rodillas, fin del guayabo.

Otra noche se va en lagunas y niebla. Sin embargo, estas calles:

Mar de sonidos donde descubro tu voz. Luna, varias cosas suceden:


Últimamente me viene a menudo el poema que dejan tus labios: humo de tabaco.

A veces pregunto cuál de los cantos del pájaro rojo es el tuyo, pero llega, solo llega y

Levita a mi lado. A veces me falta tu vuelo,a veces tu sombra, a veces tu verso, me falta.