//www.poemas-del-alma.com/

PETALOS DE NOCHE

Una fruta ácida y arrugada, antes era como el sol, antes-

 

 

 

... refregándose en las heridas de sus conquistas
engullendo el dolor de cadáveres frustrados con la vida
postrada en su burbuja en combustión con el tiempo
exhalando la puntiaguda magia negra de su aliento
sobre las cruces de mártires envenenados por la mentira...,

¿Estás sólo, una menudencia de pan te invita a saciar tu hambre?

Recogiendo los azotes, mosaicos íntimos de ángeles quebrando sus alas
a la libertad la opresión de la esclavitud del \"buen pastor\"
máscara sosteniendo el poder de un planeta de fuego
dentro de las vísceras del \"buen señor\"
sus químicos abrirán el cielo
                pegando las lágrimas de la felicidad
sobre el bardo tardío de una mirada en cenizas...,

... es así la tierra vasta ordeñando el porvenir del dolor de árboles
vomitando la sangre dentro de las fauces del tirano metálico
entre la corrosión de ciertos valores que suda el sentir atómico
sobre los cimientos de la codicia, aglutinando las ánimas ahogadas
dentro de la carne podrida que amanece con una mascara de crepúsculo
sembrando la obra de arte en los corazones volátiles
de aquellos que fundaron sus cruces sobre creencias ajenas a la bestia/

ENVIDIA- poseer a la virgen semilla consumiéndose el verbo de la confianza
de un árbol de extintas costillas protegiendo el verbo divino
que se agrieta por el coro de cuervos exhalado de la noche
-se extiende el luto sobre los pensamientos de invierno-
el hedor de los químicos hace llover los ojos agonizantes,
la bruma socava la falacia tranquilidad que inventa la paz,
estamos hechos para competir, saltar y no volar, y derribar murallas,
aunque ciertas destrucciones de asbesto sean mentiras pusilánimes
dadas con cariño y arrogancia a quien nos ama, ¡ay pues hay que sobrevivir!

una fruta ácida y arrugada con el tiempo, antes era como el sol,
amarilla, con el tiempo fue incrementando su paz ocre
con el tiempo fue incrustando la celeste de radiación perenne
con el tiempo fue creciendo la devastación de genes

con el tiempo fuimos cambiando, con el tiempo
ya no somos mañana, ni presente,
sino que un punto muerto y vacío
intentando borrar todo con un punto final y puntiagudo
en la diálisis del bien y el mal
con el bendito sentimiento del bien común...,

lloverán secuestros del viaje interno de la consciencia
como también despedidas del viaje infernal a la demencia-