//www.poemas-del-alma.com/

lindaestrella

A la Madre Tierra

Feneces lentamente,

cual pájaro sin nido,

como gaviota sin rumbo,

como cachorro herido.

 

Sueños apagados,

eres volcán dormido,

lava contenida,

furia en espera.

 

Culpables somos los hombres,

con manos implacables

vamos destruyendo tu esencia,

nuestra propia vida.

  

Mas sabia eres, Madre Tierra,

alzas tu voz enérgica,

clamas justicia,

utopías en quimeras.

 

Escuchemos tu grito ensordecedor,

renovemos tu belleza, tu luz,

evitemos que se apague tu verdor,

miremos al cielo azul.

 

Me uno a tu grito, Madre Tierra,

¡salvemos tu corazón!

 

 

Derechos reservados