//www.poemas-del-alma.com/

Raiser

Ya no sé.

Ya no sé si me acostumbré a extrañarte
o me acostumbré al silencio de la espera
porque después de la desesperación llega la paciencia
y la espera se vuelve la rutina pasiva
de que no estés conmigo.