//www.poemas-del-alma.com/

Sara (Bar literario)

Del regalo del amor y sus riquezas...

Felicidad esquiva. Te sientas a mi lado, me haces una trenza, cortas un lirio y lo arrojas en mis piernas. 

Pero,

si yo quiero hablar de mi tristeza,

el cadáver de la abuela,

toma la ouija e invoca a mi alma,

de la sombra del sueño,

a expulsar una tristeza.

 

Amor.

Acaricia mi frente, 

No mires este costado,

la frente, la traquea,

el corazón prefabricado,

ésos, te los regalo.

 

Pero tristeza,

toma tu té, 

escucha sin olvido

cuando hables de Èl

y no me dejes susurrarle

de la pregunta 

que se cuela

como el viento por una

ventana

siempre

abierta.

 

Amor.

Caricia de azucena

en bosque de invierno,

no apartes tu mano

no muevas tus dedos,

haz de mí, 

la botella del náufrago

la isla de su exilio

la muerte del silencio.

 

 

No apartes amor,

no apartes

el camino de mí.

 

Feudalismo eterno

reclama mi poesía

y a ti te deja,

amor,

esta leña que arde

para abrigar mi ausencia.

 

Amor,

bonanza de médula

en mi horadada osamenta.