//www.poemas-del-alma.com/

VOZDETRUENO

Epifanía...

Era la segunda vigilia de la noche

De un domingo que dulcemente moría,

La luna se escondía tras una nube de tristeza.

De pronto el cielo se partió en dos

Una luz descendiendo hizo división

Y apareciste tú, ángel de amor.

Suavemente te posaste frente a mi

Sostenida por seis resplandecientes alas,

Amor, sinceridad, fe, paciencia, ternura y virtud.

Extendiste tus brazos, sonriente y amorosa,

No sabía entonces si eras ninfa, ángel o diosa

Sólo se que en esos brazos felizmente sucumbí.

Hoy, que te has quedado en la tierra

Veo en tus ojos las más lucientes estrellas

Y tus brazos son las alas que me queman.

Te fue dado el favor de ser humana criatura

Facultada para dar pasión y amor

Y fui yo quien recibió tan envidiable fortuna.

Por ti conozco el resplandor del cielo,

Puedo viajar en derredor de la luna

Y despertar con el dulce susurro de un te quiero.

 

Derechos Reservados ( Vozdetrueno )