//www.poemas-del-alma.com/

Adelaida López Marcos

ESTOY AQUÍ, CON MI MEMORIA ROTA

Me importa cada sorbo que encoge mi alma
cada grito resquebrajando y sacándome las entrañas
soy víscera consumida
que se queda con la humillación
de una memoria rota.


¡Cada lágrima aplasta!
¡y cada mano levanta!


Me remueve la conciencia que hablen de mi
dando respuesta a un invierno mudo
que se queda en humillación
de una memoria rota.