//www.poemas-del-alma.com/

Darío Ernesto

Tiempo de edificar

 

Tiempo de edificación
Base de todos los fundamentos
En ello radica
La solidez y permanencia.
Amor; una medida remecida
Sin sordidez,
Respetos, ecuanimidad, benevolencia
Sin ligerezas
Sin pausas, poco a poco.
Pircando fue el aborigen
Sus corrales.
Nos vamos formando
¡Incombustibles, sólidos!
Así fraguando en centurias,
En imperioso aquilatar.
Aunar, cada elemento, cada adobe
Caricias, abrazos, besos.
¡Mirar a los ojos!
Con sinceridad.
Así, todo ser, todo,
Se edifica, elevase
A la perfección.
Alabando a quien es rey y
Creador de los cielos y la tierra.

Dario Ernesto Muñoz Sosa