//www.poemas-del-alma.com/

Lucho Andres

No tengo culpa si me gustas

 

Estoy siempre en guardia

Fui traicionado sin piedad

Voy a reírme, sin tristezas

El mañana nada asegura

Y no fue tu culpa seguro

Tan solo culpa mía parece

Por eso no entristece

Por eso sigo con alegría

Y es que es solo mi culpa

Por ver en ti lo que encanta

Todo lo que a mí me gusta.