//www.poemas-del-alma.com/

Veronica Arteaga

MINUÉ

MINUÉ.


Como un minué.

Que acerca suave y lento la música a los cuerpos.

Como un minué.

De fragancias que asoman a ras de las ventanas,

en las hondas distancias que acerca algún quinqué.

Del balcón perfumado que a la noche entregara

la invisible vertiente de un agua de jazmín.

Como un minué.

De delicadas notas desgarrandos silencios

con la serenidad apacible de un lago

y los suaves aromas que incorpora el jardín.


Con hondas precauciones los dedos se entrelazan

contando breves pasos que los brazos acercan

bajo la blanca luna que refleja en la frente

su pálido dibujo de luz sobre la tez.

Como un minué.

Reclinada en balcones la rosa se estremece

con su misterio antiguo de abanico y encaje

que no alcanza a esconder los preciosos detalles

que velan las pupilas al danzar el minué.


¡Ay!, Qué amable la brisa, qué dulce que embalsama

El paisaje de nácar que ocupan nuestros pies.


Cristina Cammarano.