//www.poemas-del-alma.com/

Estebaan

sepa que la espero

Sepa que la espero aquí, aunque tarde en llegar media hora, dos horas, un día o eones. Sepa que mi afán no es enamorarla, quiérame si así lo desea, béseme si así lo necesita, máteme si así urge en sus manos el deseo de mi sangre, pero no intente enamorarme, yo la quiero pero a mi manera, sigamos así mientras yo tenga aún las ansias de esperarla. Sepa que cuando usted llegue mis manos sudorosas le darán la bienvenida, discúlpeme la sinceridad suicida pero cuando me pongo nervioso sudo y con una mujer tan bella como usted me es inevitable. Por último, sepa que en las orquídeas que le he traído he dejado mis labios en pedacitos para que usted los tome si gusta o los deje marchitar con aquellas flores a su antojo....