//www.poemas-del-alma.com/

Theo Corona

Soneto del amor llegado

 

 

Deja ya amor, que el rescoldo pretenda

Encender de nuevo el antaño fuego;

Tolera que la aspiración descienda

Y se haga tono de furioso allegro.

 

Que se corone la cúspide ansiada

Sin límites más allá de nuestro ego;

Asidos a la furia que demanda

El ebrio corazón siempre andariego.

 

¿Acaso no somos tú y yo los dueños

De la piel sensitiva que reclama

Luminosa la sublime oleada?

 

Cesemos al rumor de la poblada;

Alcoba de nuestra entrega…, el alma

Siendo así la lisura de los sueños.

 

Theo Corona

Sep., 2013