//www.poemas-del-alma.com/

Alcibiades

Eres mi debilidad

Te reitero hoy, cuándo te necesito, 

es cuando tu me ignoras por completo,

sin embargo en amarte voy sujeto.

Solo en milagro mi fe deposito.

 

Sabiendo que amarte fin no tendrá,

tú decides dejarme. No me adueño

de ti, pero siempre serás mi ensueño,

tu amor de mi corazón nunca saldrá.

 

Vives variable siempre como el clima,

tu arma certera cual fuera arte esgrima;

sin semilla queda el surco vacío.

 

Yo sospecho que es falso tu desvió.

¿Dónde quedó tu juvenil promesa…?

¿Por qué el desamor sobre mí no cesa…? 

 

El señor de los fierros
(Copyright © 2013 - Todos los derechos reservados.)

 

De un tiempo gloria me alejas, mi amor se marchita en tu corazón con calma infinita mí mañana esperas…