//www.poemas-del-alma.com/

gisell_v

LEALTAD


La candidez de las palabras


de tus labios trae la brisa;


en mi vivir la lealtad labras,


tus manos palpan indecisas.


Ya tu mirada no la encuentro


en momentos dulces o amargos,


si la daga lacera adentro


o me rindo en dulces letargos.


Tu guardián, yo tu lazarillo;


tu dueño, yo tu eterno amigo;


tu amparo,  yo tu cabestrillo;


sin luz  tus ojos, yo testigo.