//www.poemas-del-alma.com/

Sergio Jacobo "el poeta irreverente"

APUNTES DEL VAGABUNDO

 

1-A  TUS  OJOS

 

                 …PARA-  ADRIANA

                                                              Bar-CASA BLANCA-

 

Quise escribirle a tus ojos

y las palabras brotaron de mi boca,

fue llamarada brutal de mis antojos

que entre mis manos sublime se desboca.

 

Sé que el sentimiento me trastorna

porque al ver la belleza, me sublime,

pues al mirar esa luz que los adorna

esta tarde tan triste se redime.

 

Soy simplemente un poeta que le escribe

un poema a tus ojos, que son bellos.

No lo rompas jamás porque en él vive

esa luz imperiosa cual destellos.

 

 

 

 2-MOROSO AMOR

 

Tal vez, he llegado tarde y sin llamar

como la lluvia en el atardecer,

y tú que bien lo sabes puedes ver

cómo me alejo sin poderte amar.

 

Y la esperanza que se muere no retoña

(no es flor que nace en la mañana)

Es más bien ventarrón tras la ventana

que mata lentamente cual ponzoña.

 

Sé bien que llegué tarde y no hay remedio

y mi muerte no es amor… se llama tedio.

 

 3-LAS LÁGRIMAS

 

…las lágrimas son nuestras son eternas

                            -impasibles-

         candorosas

Hay lágrimas de dolor que nos sacuden

o parten el corazón

de un solo tajo…

en la despedida también la lágrima sucumbe

sea ésta definitiva o momentánea

para el caso es igual

surge la lágrima

 

¡también de alegría se llora!

Por eso cuando los ojos

se empañan

dejemos que ese néctar soberbio

resbale por el pómulo

hasta el pecho

y, la metamorfosis imperiosa

la evapore

(y vuelva hacer lo que salió del ojo)

 

4-UN RECUERDO ERÓTICO

 

Hay veces que paso muy cerca de esa puerta

donde cruzamos los dos sin miramiento,

donde filtraba por la tarde el viento

y por la noche se quedaba abierta.

 

He pasado muy cerca, no lo dudo

recordando las noches en tus brazos

sorprendido quizás por tus ojazos

que miraban mi cuerpo       -cuando sudo-

 

porque sudaba entonces al tocarte

con la  intención sensual, claro y obsceno

acariciando así callado el seno

mientras solías a mí sólo entregarte.

 

Pero hoy aunque paso ya no siento

ni el remoto instinto de buscarte;

ni te juzgo ni puedo condenarte

pues haberte querido me arrepiento.

 

 5-A TU MIRAR

 

                 A-   JENY

                                  Bar-CASA BLANCA-

 

Yo no sé, si es prudente mi delirio

o agonizo al pie de tu mirada,

pero hay algo en ti que es un martirio,

son tus ojos mujer que me degrada.

 

Ahora sé  porque me gusta el cielo

ese esplendor sublime ante mi vista;

porque al mirarte a ti me causa celo

ese esplendor que en tu mirar se dista.

 

Sí, después de todo lo ya escrito

lo poco que haya dicho o comparado

ya nada puedo hacer, ya nada quito…

 

fue tu mirar en el hangar soñado

lo que puso en mis labios este grito

y yo sólo transcribo lo mirado.