//www.poemas-del-alma.com/

el duende

Bestia enamorada

<!-- /* Style Definitions */ p.MsoNormal, li.MsoNormal, div.MsoNormal {mso-style-parent:""; margin:0cm; margin-bottom:.0001pt; mso-pagination:widow-orphan; font-size:12.0pt; font-family:"Times New Roman"; mso-fareast-font-family:"Times New Roman";} @page Section1 {size:612.0pt 792.0pt; margin:70.85pt 3.0cm 70.85pt 3.0cm; mso-header-margin:36.0pt; mso-footer-margin:36.0pt; mso-paper-source:0;} div.Section1 {page:Section1;} -->

Solo la nieve la pasión congela

pararía la batalla para mirarte

abriría mi pecho, en polvorosa herida,

que ama con el cuerpo, sin  la vida

extraería de mis pupilas la sonrisa

 

Que hermoso es sentir la vida en calma,

una sonora canción entre mis lagrimas

y el monótono compás del reloj de los días

mientras quiero ser otro, “ y no quiero”

 

El agua sobre mi rostro, de  lluvia y lagrimas

ya sabes que te sueño, en los perfiles del mundo

y soñarte es morir, lo se, pero no importa

morir así , durmiendo mis pasos,

 

Cada palabra dicha, debe ser transformada

cada frase dicha

cada dolor escrito

y cada verdad interpretada.

 

Alguien en la distancia, la llamaba,

y ella desesperada buscaba

atravesada por las palabras

sus ojos, cayeron como dos otoños

ella cruzo su pequeña nada,

atando su alma al porvenir

raíz de amor

corazón roto

(bestia enamorada)