//www.poemas-del-alma.com/

checovick

MORIR NO ES EL SUEñO

Cayó la lluvia sobre los verdes pastizales y otros veranos clausuraron su esplendor. LLegó el ganado y las ovejas se regresaron por donde habian venido comiéndose sus rastros. No alcanzaron a llegar a su destinos donde habian puesto sus miradas. Ahora el buitre, el unico sobreviviente de la sequía con su cresta colorada celebra su festín. La luna se ha ocultado y la casería para unos terminó; para otros, es el comienzo de morir en el intento de cruzar la brecha entre a vida y la muerte, pero al fin y al cabo en la lucha por la supervivencia unos mueren para que otros vivan, este es un axioma inexorable de la vida.