//www.poemas-del-alma.com/

flor de lis

HAIKU XIV PARA MALALA

Blanca dulzura


llamas a la libertad


en campo árido.



Este haiku es mi pequeño homenaje a Malala Yousuzfai.

Ayer leí en los periódicos que Malala Yousufzai, una niña pakistaní de 14

años había sido tiroteada en la calle cuando iba a clase, en estos momentos

se debate entre la vida y la muerte, su  único delito: querer terminar con la

opresión a las mujeres en su país.  Su desafío: luchar, luchar y luchar para

poder ir cada día a estudiar en un país islámico que niega a la mujer su

propio derecho a ser mujer. Ella tan insignificante y tan grande con su

osada valentía ha avivado las iras de los arcaicos seguidores del islam más

hermético, el fanatismo de los machos islámicos talibanes que no han podido

soportar el arrojo y el valor de esta pequeña que, con tan solo 14 años  lleva

ya unos años de exposición abierta y pública de lucha contra esa injusticia.

Una gran mujercita que no ha cedido al miedo e incluso con riesgo de

perder la vida para poder disfrutar de  derechos que, nosotras las mujeres

occidentales tenemos reconocidos desde antes de nacer...

 

 

Para Malala, porque quiero que viva y deseo que pueda hacer sus sueños realidad