//www.poemas-del-alma.com/

Zeroo

Deseo

No contengo más el deseo,

Mi respiración crece y mis dedos,

Quieren suavemente meterse por tu pantalón,

Tan solo tocar tu ropa interior.

 

Después sabotearla y llegar a mi ambición,

Humedeciendo mi piel con tu néctar,

Que emana tú manantial,

 Y hace perder la razón.

 

¿Y ahora como contenerme?

Si solo saboreo tu miel,

¿De qué manera no desnudarte?

Si añoro saborear cada centímetro de tu piel.

 

Me hiciste olvidarme de todo,

En un instante te mire,

Y ahora en mí pecho descansa tu codo,

Desnudo al igual que tu vientre.

 

Dos cuerpos entregados con pasión,

Húmeda la sabana bajo tu vientre,

El vaivén y la creciente fricción,

Acabaron por dejarte inconsciente.

 

Ahora te veo tendida en la cama,

Después de un derroche de calor,

Te ves satisfecha hasta en el alma,

¿Y cómo no? Si toda la noche fue de ‘hacer el amor’


Autor: César Alanís Morales