//www.poemas-del-alma.com/

aprendiz de poeta

¡Ya no te puedo Amar!

¡Ya no te puedo Amar!

 

El invierno que un día mi vida vivió,

para siempre se ha marchado.

Las lluvias que ha mis ojos inundaron,

con el tiempo ya se han secado.

 

Cuando yo menos me lo esperaba,

regresas a mi vida, diciéndome, que,

tú siempre me has amado.

 

¡Dime tú! ¿Cómo quieres que te ame?

si en aquella triste tarde, partiste

en pedazos, este corazón que te amaba.

 

Me dejaste, con el llanto en mis manos,

y el corazón lleno de dolor por la ausencia

de tu vida en la mía, fueron muchos

días, que mi corazón sufrió por tu partida.

 

Solo Dios fue testigo, cuando en las noches

de mi agonía, derramaba yo mi llanto,

en medio de la soledad y el silencio,

que mi alma en ese tiempo sentía.

 

Lo que no fue en su tiempo, ya no puede

ser ahora, ¡por favor! No me busques mas ya,

que yo, ya he enterrado mi pasado, por siempre.