//www.poemas-del-alma.com/

yael

Me gusta cuando callas

Bellos luceros

 

ocultos tras un cristal, ausente, hermoso, es el rumbo al que se dirige.

Seda desbordada tras tú rostro.

Dulces y húmedos se encuentran tus labios.

Bello contraste entre tu rostro y el cielo.

Angelical e inocente umbral que invita a permanecer atado a su luz.