//www.poemas-del-alma.com/

la negra rodriguez

PARA MI HERMANA SOLEDAD

 ERAS COMO UNA FLOR DEL CAMPO  Y UNA VASIJA DE BARRO EN TU SENCILLEZ.

SOLIDARIA  COMO NUNCA CONOCÍ  A ALGUIEN ASI.

LA MEJOR HERMANA QUE SE PUEDE   IMAGINAR.

LA MEJOR MADRE Y LA MEJOR HIJA.

ERAS UNA REVOLUCIONARIA A TIEMPO COMPLETO.

DESDE QUE APRENDISTE  QUE EL SENTIDO DE ESA PALABRA

ERA DAR LO LE MEJOR  DE TI PARA LOS DEMÁS:

TU LUCHA, TU AMOR, TU ENTREGA.

TE RECUERDO , YA SIN LÁGRIMAS

PERO CON EL AMOR , LA ADMIRACIÓN Y LA TERNURA

  A FLOR DE PIEL. TE AMO HERMANA. ETERNA Y MARAVILLOSA.


10 de Febrero de 1955, en la ciudad de Cuenca,  nace SOLEDAD, de piel muy blanca y  cabello negro,  y ojitos rasgados. Sexta hija de un feliz matrimonio. Desde muy pequeñita, amante de la literatura.  Decía: ‘Yo  seré literata’’. Y recitaba poemas con lágrimas en los ojos. Pero con el pasar de los años,  su sensibilidad la llevó por otros rumbos. Querer cambiar el mundo. Que no haya más pobres, que no haya enfermos incurables,. Que no haya presos sin sentencia. Se hizo revolucionaria. Estudió Sociología, para poder  comprender   científicamente el por qué de los problemas sociales y cómo solucionarlos. Pero la vida le enseño que sólo con  la acción  se podría  cambiar el mundo, pero una acción guiada por la luz  del amor. el amor más grande , el amor solidario. ‘SI COMIENZO A VER EL SUFRIMIENTO DE OTRO SER HUMANO  COMO ALGO MUY NORMAL, DEJARÉ DE SER HUIMANA’’ era su  pensamiento, su  consigna  su  modus  vivendi. Y vivió para ello.  Desde los  dieciséis años fue líder, y organizaba comités  pro mejoras en los barrios, poco a poco fue ganando adeptos y militantes para su movimiento político. La vida, le puso la prueba más dura, que fue trabajar para la rehabilitación de un Centro  penitenciario y  por querer organizar y acabar  con la corrupción  y la mafia organizada que involucra a policías, guías   e internos, fue asesinada una  triste mañana de Abril.

Esa mujer maravillosa que es para mí.  la inspiración de mi accionar diario, es   SOLEDAD EL ROCÍO RODRIGUEZ LEÓN, mi hermana, a quien amo  cada día más,  a la que busco en mis horas de  nostalgia y mis horas de accionar político. La que añoro con   mucho  amor.