//www.poemas-del-alma.com/

ALVARO J. MARQUEZ

SI SUPIERAS... (Fusionado con Nellycastell)

"Es cosa de mi destino, de mi suerte,/ que aunque nunca vuelva a encontrarte,/ no pueda ser mi muerte/ un motivo para olvidarte"


Si supieras ahora cuántas veces,
en mi largo silencio en ti pienso,
en ti, en tu figura, cómo creces,
después de ver pasar estos años
y pareciera hoy que tantos daños
están causando este dolor inmenso.

Tal vez lo sé o al menos lo imagino,
que nos tocó un juego complicado
por unas cartas ocultas del destino,
vivimos ambos un presente muy duro,
con prohibición de esperar un futuro
y tristeza por lo vivido en el pasado.

El amor es viajero cuando es real
y hoy sé que he jugado con fuego,
que quemarme o no me dio igual,
dejé este amor tan triste de los dos,
muy decidida al fin a decirte adiós
y no un simple y falso hasta luego.

¿Y dime cómo lo íbamos a adivinar?
No queríamos resultados tan atroces.
En ocasiones se necesita suerte al amar
y que coincidan nuestros sentimientos,
pero no tuvimos paridad de pensamientos
y nunca se entendieron nuestras voces.

He expuesto a tu memoria tan atrevida
todas las veces que el amor tanto hicimos,
porque todavía hay recuerdos en mi vida  
y no encuentro hoy el camino para olvidar
y no pensar de nuevo que pudieras regresar
y que ahora sí podamos lo que no pudimos.


Creo que cuando nosotros hacíamos el amor
no teníamos tiempo para estas reflexiones,
éramos ambos como un poema y su autor,
a los latidos fuertes del corazón muy atentos,
siempre dispuestos a vivir aquellos momentos
y renovar la fuerza de nuestras emociones.

Sé bien cuando dejo en blanco la mente,
que si el mar es mar no es porque quiere.
Es que todo lo que sucede evidentemente
es por algo que muy bien hay que razonar.
Este amor no se muere ahora por olvidar,
es por tanto recordarte que hoy se muere.

Pienso que para ambos hubo una confusión,
también se confunden los que están amando,
puede incluso confundirse hasta el corazón
y nosotros pues, al ver que el amor pasaba,
creímos que era un sentir que empezaba...
y ya ves... resulta que ya estaba terminando.