//www.poemas-del-alma.com/

hmoliut

HC12 - La madre de la programaciĆ³n

Historia de la Computación Poema 12


Lady Ada Lovelace
1815 - 1852



Oh! tú Ada
La Princesa del Paralelogramo
como tú padre el poeta Lord Byron
te escribía...


Oh! tú Ada
La Encantadora de Números
como tú tutor Charles Babbage
te decía...


Oh! tú Ada
La Analista
como tú misma te describías...
Enlace de amor - Lovelace...

 

Amazona extraordinaria
cabalgante sin cesar
con tu equino sin igual...
danzando salistes a bailar...
y gimnacia a practicar...

 

Estandarte original
del ciber-feminismo sin igual...
Madre de los algorítmos...


Escribistes el plan
de como hacer funcionar
esa máquina para cálcular...


La mujer y la informática
que hermosa relación
que desde el principio se dió
era pura computación...


Con tú conjunto de instrucción
el bucle o subrutina inventó
repitiendo la instrucción...
Con lenguaje de programación...

 

Con bitácora indiscutíble
almacenastes tus apuntes
con inscripción y demostración
análisis de tú investigación...


Por eso siempre hay que escribir
para todo dejar
alguién se va a fijar
en lo que tú puedas inventar...

 

Aún cuando muchos
por loc@ te han de tildar
sueña y escribe nada más
que alguién se habrá de inspirar
para luego tú obra terminar...

 

Simplemente publicastes
con tus siglas firmastes
previendo su condición
antes que los machistas
ignoraran su invención...


Sin embargo no se escapó
que olvidaran su trabajo
por unos años permaneció
escondida en el armario
como una simple transcriptora
de las notas de su tutor...


Pero reciente investigación
ha podido comprobar
toda su original creación
que después de tú defunción
Babbage no terminó...

 

Por eso te ganastes
esta noble distinción
Madre del lenguaje
de programación...

 

Fargíl como fuistes
enfrentastes tú dolor
con sanguijuelas en las piernas
para lograr la circulación
que entre opio y morfina
que sólo era la medicina
llegastes hasta el alcohol...


Terminastes con una obsesión
por las apuestas en las carreras
donde su fortuna perdió
al igual que su tutor
que también todo se jugó...

 

Hasta que la muerte te visitó
curioso lo que sucedió
tú padre, tú y tú hija
con 36 años de edad
partieron a la eternidad...


Héctor Molina
Copyleft - GFDL (Licencia de Documentación Libre de GNU)
Todos los perjuicios reservados
Todos los derechos revocados

Ada Lovelace:

"...Esta máquina puede hacer cualquier cosa que sepamos cómo ordenarle que la ejecute..."



Esta historia continuará...