//www.poemas-del-alma.com/

Carlos Alcaraz

Del día de su partida

 

A Clémence

 

 

"Ainsi le petit prince apprivoisa le renard.

 Et quand l'heure du départ fut proche:

- Ah! dit le renard... Je pleurerai."

 

I.

Se fue.

Con ella, todo el sol,

              todas las noches,

              todas las turquesas.

 

Se fue con su ternura,

se fue con su inocencia,

se fue, mi vida.

 

Se fue mi vida con ella.

 

 

 

II.

 

Ella fue como el brinco

que da el corazón de un niño

cuando ve en el cielo

la primera estrella.

 

Ella fue la primera estrella.

 

Será mi estrella para siempre.

 

                       - Lo prometo -

 

Será también el vuelo, las alas,  

el viento, el destino, el trayecto.

 

Y es que ella…

 

Ella es el tiempo,

                   el espacio,

                            lo eterno,  lo vivo,

                                         el mundo, el amor,

                                                                       ¡el amor!

 

E l l a    e s    e l    a m o r . . .

                                               ella es el sol.

 

 

III.

 

No.

No se fue.

Nunca se irá.

 

Queda de ella    u n a    p r o m e s a ,

                  y con eso basta.

 

Me prometió sus ojos para siempre

                                                    (me prometió el cielo)

 

                                                                                                y le creo.

                                                                                                 Le creo.

 

Carlos Alcaraz

03/01/12