//www.poemas-del-alma.com/

Esther Velázquez Tipacamú

El Mesías y la vida

Para un pueblo fuiste promesa

esperaban ansiosos tu llegada,

ignoraron el cumplimiento un día

cuando a la vida llegaste de María.

 

Y aquel coro de Ángeles en las alturas

anunciaron a los pastores tu nacimiento

aquellos hombres humildes y sinceros

sintieron alegría y el alma confortada.

 

Vinieron unos sabios para adorarte,

una estrella a ellos había guiado

entonces te vieron tan puro y  santo

ofrecieron sus regalos y te honraron.

 

Algunos aun esperan  al Mesías,

no creen que naciste la noche fría

las iglesias están en desavenencia

por ciertas ideologías infundadas.

 

¿Que no naciste en diciembre?

desde mi infancia lo he sabido,

por ello mi alma te busca a diario

sin esperar fecha del calendario.

 

Hoy el mundo quiere recordarte,

entre fiestas y regalos celebran

ignorando a los más necesitados

el amor al prójimo van negando.

 

Vengo a ti, suplicando padre amante,

que mi vida tomes en tus manos,

que mis labios mencionen tu nombre

y te alaben todos los días del año.

 

 

Escrito por: Esther Velázquez

 12 – 23 - 2011