//www.poemas-del-alma.com/

Annabella

¡NO!!!

 

¡No! Ya basta de tanto dolor,
salir de la oscuridad deseo,
fuiste todo, ahora, nada eres...
Vete ya, déjame vivir en paz.

Con lágrimas compré el derecho
que la vida me sonría y vivir,
disfrutar cada momento,
sin lamentos ni recuerdos.

Sin fantasmas, ni congojas,
¡dando dádivas de amor!

Annabella
18 de julio, 2011