//www.poemas-del-alma.com/

Miyagui yuyatsi

Oración

 

 

 

 

 

 

 

Dios omnisciente

Tú que sabes la razón de mis pensamientos,

Lo que siento, lo que callo, lo que escribo, lo que sueño,

Tú que conoces a la culpable, de este profundo sentimiento,

A ella…

Cuídala,

 En su estadía indefinida,

De toda mal aléjala,  y se siempre su compañía,

Y cuando la piense…Dios… que nazca una estrella

Con su nombre dibujado… la mas lejana, la mas bella,

Por cada que tilite… que se acuerde ella de mi…

Ese milagro…Dios mío…ese milagro...

 Te lo dejo a ti…

 

 

No permites que el tiempo… juegue a su favor,

Y el polvo del olvido, cause estrago a su razón,

Por cada vez que me piense, que nazca una flor,

 Con mi nombre escrito, en un gran beso de amor.

 

 

Tú que sabes… cuanto he tratado de sacarla de mi mente,

Tu que conoces el futuro, el pasado y el presente,

Y mi lucha inconsciente…

De olvidarla… anularla, así de repente,

Ese milagro… Dios mío….ese milagro…

No lo obres en mí.

 

 

No permitas que en el ocaso del día,

Su mirada... se pierda en las nubes,

Y las olas del destino, se llevan con el mar,

Los susurros perdidos, que no vuelven jamás.

 

 

 

Dios omnipotente…

Tu que sabes cuanto me muero por besarla,

Acércala a mi boca en la distancia…

Lo efímero hazlo eterno…pero todo en concordancia,

Ese milagro… Dios mío… ese milagro

Realízalo en mí.

 

 

Dibújala  en el cielo…

Imprímela en la mar

Y un millón de besos

Házmelos  llegar.

 

Juega con sus cabellos

al ritmo de la brisa de mi voz

Y arráncale un suspiro

Cuando mi aliento llame su atención.

 

 


Pero Dios omnipresente

Tú que le estas viendo… no seas indiferente,

A su pedir… a su sentir…

Y si no es mucho requerir… Oh Dios mío,

¡Has que me ame mas! …

Y en la distancia, yo no me pueda resignar,

A olvidar aquel cariño que una vez me supo dar…

 

Transpórtala a mis sueños

Delinéame  su amor

Tatúame su imagen

En mi mente y corazón.

 

 

Oh Dios mío, cuando la hicisteis…

Te inspiraste… estoy seguro,

El universo entero quedo relegado,

Y no escatimaste recursos… en haberla creado,

A  ella…protégela...sin medida

Por que a aquella maravilla divina...

yo la amo... con toda mi vida.

 

 

 

Esa mujer… Dios mío… esa belleza infinita

Te lo debo a ti….

Hagase tu voluntad

AMEN.