//www.poemas-del-alma.com/

la chevere

AMOR DE UN VERANO

 

Aquel verano donde te conocí

Dejo sus huellas plasmada en mí,

Fueron el mar, el celo y el tiempo

Los testigos de aquel bello momento.

 

Tu mirada penetro en la mía y

De mi corazón salieron hermosas

Melodías, tu llegada alegro mi días

Y  mi rostro reflejo una bella sonrisa.

 

No hubo un instante que en ti no

Pensara, ni hubo razón para que de ti

No hablara, pues llénate mi vida

De alegría, de poema y melodía,

 

Todo fue felicidad, todo fue armonía

Hasta el día de tu partida,

Nació en mí una agonía

Mientras mi alma se entristecía,

No hubo más cantos, ni melodías, ni

En mi rostro mas sonrisa.

 

Solo hubo una promesa, que regresaría

Y aun sigo esperando cada día, cada

Verano, que regrese vida mía.