//www.poemas-del-alma.com/

Albin Lainez

embriago las penas

 

 

 

Beberé las ausencias

en un largo trago sin pensar

para emborracharme el alma

con pretensiones de consuelo

y olvidos a como dé lugar.

El alcohol limará engranajes

con óxido de tanta espera

que traban memorias sueños

quimeras para que el recuerdo

no condene oportunidades

de amor o de sexo.

Tomaré de esa copa vibrante

que sonriendo me ofreces

aunque sepa del veneno que la enturbia.

Los instantes perdidos no regresan

pero podemos brindar hasta la muerte.

Entonces, a beber sea dicho

en esta noche bañada

por soledades y tristezas,

que gastan la energía y

a las certezas convierten en cenizas.

Sin pensar

se está muy quieto tan fugaz en

apariencia.  Tragaré de una vez

y para siempre el agrio licor del olvido.

Que tu pálida y fría mano

acerca sin piedad

a estos labios ya mortecinos

 

                                                      Albin