//www.poemas-del-alma.com/

Diaz Valero Alejandro José

Regreso coplero

Los ojos miran afuera

y el corazón siente adentro,

el que a un sueño se aferra

luchará en todo momento.

 

Para leer unos escritos

me puse los espejuelos,

el que quiere huevos fritos

es que no quiere polluelos.

 

Déjame sueltas las manos

no quiero que las amarres,

aunque soy vegetariano

no denigro de la carne.

 

Tus labios son de fuego

y los míos de papel

bésame, que si me quemo,

tengo al menos tu querer.

 

Tus miradas insinuantes

con destellos tan precisos

me ha dejado fulminante

con sus mágicos hechizos.

 

Cuando yo un era mozuelo

luciendo mi corta edad,

siempre quise ir al cielo

por pura curiosidad.

 

Tal vez al llegar a viejo

exista la posibilidad,

que quiera subir de nuevo

también por curiosidad.

 

Señora, señora copla

vaya y dígale a mi gente

que cuando me sirvan sopa

me la sirvan bien caliente.

 

Señora, señora copla

dígale al pueblo mío

que camisa manga corta

no lo protege del frío.

 

Adiós compadrito del alma

adiós comadrita querida,

para qué quiero guitarra

con sus seis cuerdas partidas

 *****